¿Quieres saber cómo hacer diferentes tipos de slime?

Cómo hacer slime

El slime se ha convertido en un excelente juguete tanto para niños como para adultos. Su textura y manejabilidad lo hacen un elemento desestresante y muy entretenido. En este artículo te enseñamos cómo hacer slime casero con materiales muy simples y que seguro tienes a tu disposición. 

Anímate a probar estas recetas de slime y si puedes, hazla junto con niños. ¡Todos se divertirán mucho en el proceso!

Hacer slime con champú

El slime con champú es una manualidad muy divertida para hacer con tus hijos. Necesitas de muy pocos ingredientes para tenerlo listo:

  • Un champú, el que tengas en casa. 
  • Líquido de lentillas. 
  • Cola blanca.
  • Purpurina o colorante a tu gusto. 

Estos son los pasos para hacer slime con champú:

  1. Coge un recipiente y agrega porciones iguales de cola blanca y champú.
  2. Mezcla muy bien ambos productos. 
  3. Mezcla el colorante o la purpurina con el champú y la cola blanca.
  4. Agrega poco a poco líquido de lentillas y sigue revolviendo tu slime. No coloques grandes porciones de este producto porque harás que la consistencia final del slime sea muy dura. 
  5. Cuando empiece a despegarse del recipiente la mezcla puedes sacarlo y masajearlo con tus manos. 

Elaboración con jabón de manos 

Otro ingrediente que está en tendencia para la elaboración de slime es el jabón de manos. Te invitamos a que pruebes esta receta que no incluye ni pegamento ni líquido de lentillas.  

Los materiales son:

  • Un poco de sal.
  • Agua a temperatura ambiente. 
  • Jabón de manos líquido.
  • Colorante del color que desees.
Cómo hacer slime2

El procedimiento es:

  1. Agrega a un recipiente un puñito de sal y un poco de agua. Revuelve hasta que la sal se diluya. 
  2. Luego vierte la porción de jabón de manos que corresponda al tamaño estimado de tu slime y mezcla muy bien. 
  3. Este es el momento de poner el colorante si quieres un tono específico. 
  4. Cuando tengas una mezcla homogénea, cubre el recipiente con plástico. 
  5. Deja reposar 3 días. 
  6. Cuando termine este tiempo tu slime debe estar listo. 

Slime casero con cola blanca 

La mejor receta de todos los tiempos es la del slime hecho con cola blanca. Sólo se necesitan dos ingredientes:

  • Cola blanca.
  • Detergente para lavar o líquido de lentillas. 

La purpurina, los colorantes de comida o pintura son opcionales. Pero si quieres darle un estilo único a tu slime puedes agregarlos a la mezcla. 

Los pasos son también muy fáciles:

  1. Coloca en un recipiente una porción de cola blanca. La porción varía dependiendo de lo grande que quieras el slime.
  2. Luego, si quieres, agrega el colorante o la purpurina y mézclalo muy bien.
  3. Pon una pequeña porción del detergente o de líquido de lentillas y mezcla. Si al remover la mezcla se separa del envase ya está casi listo, debes sacarlo y amasarlo con las manos. Si por el contrario, no se separa agrega un poco más de detergente.
  4. Manipula con tus manos un poco el slime hasta que sientas que ya tiene la textura que buscabas. 
  5. Guárdalo en un recipiente con tapa para que no se dañe. 

Aprende cómo elaborarlo tipo fluffy

La textura del slime es de por sí, muy relajante y versátil. Pero, si usas en algún momento el slime fluffy quedarás encantad@. Puede estirarse y retraerse muy fácilmente y sobre todo es muy esponjoso. 

Aprende como hacer slime fluffy de forma muy sencilla desde tu casa, con pocos materiales. 

Busca estos productos:

  • Cola blanca.
  • Líquido de lentillas o detergente. 
  • Espuma de afeitar. 
  • Algo para decorar, colorante o purpurina.

El proceso es el siguiente:

  1. Toma un recipiente amplio y coloca una porción de pegamento o cola blanca. Procura que no sea muy grande. 
  2. Agrega el colorante o cualquier otro elemento decorativo y mezclalo con la cola blanca. 
  3. Coloca una porción media de espuma para afeitar en el recipiente. Mientras más espuma para afeitar más esponjoso y grande será el slime, así que calcula la porción en base al tamaño que deseas obtener. 
  4. Mezcla con cuidado la cola blanca y la espuma para mantener el efecto esponjoso. Haz movimientos envolventes y suaves para no aplacar toda la espuma.
  5. Vierte pequeños chorros del líquido de lentillas y continúa revolviendo suavemente. Agrega un poco más si es necesario.  Después de un par de minutos mezclando empezará a formarse tu slime.  

Aprende cómo hacer slime fosforescente

Si quieres destacar tienes que intentar hacer un slime fosforescente, una de las recetas más divertidas que existen.

Para ello necesitarás:

  • Subrayador amarillo o del color que gustes. 
  • Cola transparente, 2 botes.
  • Líquido de lentillas o detergente. 
  • Un poco de agua.

Los pasos a seguir son:

  1. Vierte los dos botes de cola transparente en un recipiente. Es importante que sea transparente para que no altere el color fosforescente. 
  2. También vierte un pequeño chorro de agua y comienza a mezclar. 
  3. Abre el subrayador por el extremo distal y retira con unas pinzas la almohadilla de tinta. 
  4. Exprime la tinta en el pegamento. No tengas miedo de ensuciarte las manos porque esta tinta se lava fácilmente. 
  5. Revuelve bien para que el color de la tinta impregne todo el pegamento. 
  6. Agrega una pequeña porción de líquido de lentillas o de detergente y sigue revolviendo. Ve colocando este producto poco a poco para que no quede muy dura la mezcla.
  7. Cuando veas que el slime se separa del recipiente tómalo con tus manos y empieza a amasarlo hasta que esté listo. 

Nota: recuerda que la mayoría de los detergentes son de color azul. Así que si vas a usar un subrayador amarillo el tono final será verde. Si quieres usar un subrayador naranja o rosa para mantener el color tendrás que aplicar líquido de lentillas

Anímate y prueba por lo menos una de estas recetas de slime caseras. ¡ Te vas a divertir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.