Cómo hacer un KOKEDAMA, crea tu planta sin maceta paso a paso 🌳🎍

Cómo hacer una kokedama

Situados en la intersección entre la manualidad y la jardinería, los Kokedamas se han consolidado como una de las piezas de decoración natural más populares.

Si bien es cierto que en un primer momento su correcta elaboración puede resultar especialmente compleja, la realidad es que en Internet vamos a poder encontrar toda la información para poder resolver la eterna duda de cómo hacer un Kokedama y obtener los mejores resultados para nuestra vivienda.

¿Qué es un Kokedama?

Si te preguntas qué es un Kokedama, es importante que conozcas su historia. Históricamente, este tipo de piezas han estado muy ligadas a las tradiciones japonesas. Haciendo referencia a la conexión de la naturaleza con las sociedades milenarias que habitaban en esta región.

Por definición, es importante que conozcamos que mediante el término Kokedama se hace referencia al nombre de la técnica japonesa que se utiliza para crear plantas ornamentales utilizando una bola de musgo.

A continuación, te enseñamos cómo hacer una planta sin maceta. Si te preguntas cómo hacer Kokedamas, ¡sigue leyendo!

¿Qué materiales necesitas para realizar un kokedama paso a paso?

  • La planta con la que desees realizar el Kokedama
  • Tierra
  • Arcilla
  • Arena de río fina
  • Musgo
  • Fibra de coco
  • Hilo o cordel

Es importante que tengas en cuenta que la planta debe ser de crecimiento lento o de poco desarrollo. De lo contrario, tendrás que estar cambiando la bola constantemente y tenerla muy controlada.

En la mayoría de los casos, las plantas más comunes son los helechos, las cintas o las hiedras pequeñas. No obstante, existen tantas opciones como desees.

Aprende a crear un Kokedama paso a paso

1: Hacer la bola de Kokedama

El primer paso consiste en hacer la bola de Kokedama apretando y moldeando la turba con el sustrato de la planta escogida. Al mismo tiempo, conviene ir añadiendo arena y arcilla.

Con el objetivo de que quede lo más redonda posible, es importante que la tierra se mantenga húmeda. Para ello, tienes que ir humedeciendo la mezcla y proporcionándole la forma adecuada.

2: Colocar la planta

Una vez ya hemos proporcionado todos los elementos necesarios que van a cubrir la raíces y alimentar la planta, el siguiente paso consiste en colocar el tipo de planta que hayamos escogido para hacer nuestra Kokedama en el agujero.

Para asegurar que va a poder caber sin problemas, es recomendable colocar la planta bien centrada.

3: Cose la bola de musgo de tu Kokedama

El siguiente paso consiste en coser la bola y envolverla ofreciéndole diferentes vueltas con el cordel. De esta manera, obtendremos una planta mucho más estable. Que cuente con la infraestructura necesaria como para poder seguir creciendo.

Una vez toda la bola esté bien cocida, es el momento de humedecer un poco el musgo con spray o con pulverizador.

4: Escoge la ubicación

Pese a que el último paso puede ser el más sencillo de todos, la realidad es que cobra una especial complejidad lo relacionado con el punto exacto en el que deseamos colocar la Kokedama.

En la mayoría de los casos, una de las soluciones por las que se decantan un mayor número de personas es por hacer una Kokedama colgante, debido a los buenos resultados que presenta a nivel estético.

No obstante, otra de las opciones que puedes decantarte es por crear diferentes plantas que pueden complementarse entre sí. De esta manera, tendrás la mejor opción a la hora de implantar un importante peso estético en tu vivienda.

Vídeos sobre cómo hacer Kokedamas

¿Cuáles son las mejores plantas para hacer kokedamas?

A continuación podrás ver nuestras plantas recomendadas para hacer kokedamas:

  • Suculentas. Son unas de las mejores plantas para las Kokedamas por su resistencia y la poca necesidad de riego ya que almacenan agua en sus propias hojas.
  • Cintas. Estas plantas quedan geniales en las Kokedamas ya que son plantas de hojas largas y con caída. Además de que son muy resistentes al clima y no necesitan agua en esceso.
  • Palo de agua. La Dracaena es una planta perfecta para el interior y muy agradecida para convertirse en Kokedama. Es una planta bastante resistente y es capaz de absorber la humedad del ambiente.
  • Hiedras. Su manera de crecer y resistencia la hace perfecta para una Kokedama que esté colgando del techo.
  • Helechos. Otra planta que queda muy hermosa convertida en Kokedama. Por si sola requiere bastante humedad en la tierra, será conveniente vigilar la cantidad de agua para no pasarnos pero no quedarnos cortos, riego moderado.
  • Coleos. Sus hojas de color visten muchísimo a la Kokedama. No necesitan mucha agua pero si que requieren que la tierra esté humeda. Le viene muy bien el formato Kokedama pora mantener esta humedad.

Hay muchas más plantas para hacer Kokedamas, o más bien dicho, que encajen bien dentro de una Kokedama. Simplemente coge este listado para entender el tipo de planta que puede funcionar bien y busca tu propio estilo.

¿Cómo se mantiene un Kokedama?

Pese a la gran belleza que desprenden este tipo de plantas, también es importante saber que si no se garantizan los mejores cuidados puede resultar especialmente complejo asegurar su supervivencia.

A continuación, hemos seleccionado algunos de los principales factores que te ayudarán a cuidar a tu Kokedama.

Cosas que no le debes hacer a tu Kokedama

  • No conviene que la expongas al sol de manera directa. El musgo podría resecarse más de la cuenta cuando existe una incidencia directa de los rayos solares.
  • No apretar la bola para escurrir todo el agua en el momento de regarla. Lo único que estaríamos consiguiendo es matar las raíces e impedir su crecimiento.
  • No colocar tu Kokedama en cualquier parte. Es importante que conozcas que dependiendo del clima en el que te encuentres, los cuidados tienen que ir adaptándose a la estación y a las condiciones del clima.

Cómo se riega una Kokedama

El tipo de riego más conocido y recomendado es el riego por inversión. Para ello, tienes que:

  1. Coger una bandeja, llenarla de agua y sumergir toda la bola.
  2. Retirar el Kokedama con cuidado hasta que se escurra por completo y quede completamente seca.
  3. Por último, en el caso de que te decidas por una ubicación exterior, es importante ir girando la bola de manera constante.
  4. Si vives en un clima seco recuerda regar tu Kokedama de manera más constante.

Vídeo sobre cómo cuidar un Kokedama para que luzca verde

Las plantas Kokedamas se han consolidado como una de las mejores fórmulas para imprimir un extra de personalidad a tu hogar. Con nuestros consejos, ¡podrás encontrar la mejor opción para tu casa!

Para cualquier duda recuerda que tienes los comentarios para preguntarnos, además estaremos esperando leer como ha sido tu experiencia creando tu propia Kokedama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.